5 Curiosidades que no sabías sobre el café

5 Curiosidades que no sabías sobre el café

1. Ese maravilloso aroma a café que sale de la cafetería de la esquina probablemente sea falso


Algunas franquicias de café como Starbucks y Dunkin’ Donuts a veces utilizan “olor a café falso” para atraer a compradores. ScentAir, un “proveedor de aroma”, es muy popular entre la industria cafetera, así como entre los pequeños comercios, restaurantes y hoteles, donde se emplean métodos de “aromacología” junto con la “última tecnología en fragancia”.
Algunas marcas de café como Nescafé también inyectan aroma de café en los envases para que parezca más natural al abrirlo. Dicho esto, una persona que afirma ser un antiguo “ingeniero en la producción de café” explicó en Reddit que el “olor falso” inyectado en los envases se creaba originalmente de partículas de granos de café reales, por lo que el olor, al menos, era auténtico.

2. Al principio, los europeos llamaban al café “vino árabe”



Debido a la historia lingüística de lo que al final se convirtió en “café”, los europeos empezaron llamando a dicha bebida “vino árabe”. La palabra “café” proviene originariamente del árabe “qahhwat al-bun” o “vino del grano”. Esto pasó a ser “qahwah”, que se transformó en “kahveh” en Turquía y, al final, se convirtió en “koffie” en holandés y “caffe” en italiano.

El café adquirió mucha importancia en Turquía, donde la palabra “kahvalti” (desayuno) se traduce literalmente por “antes del café” y el término “kahverengi” (marrón) también deriva de “kaveh” (café).

3. Según cuenta la leyenda, un sorbito de café fue suficiente para convencer a un papa de que esta bebida no era obra del demonio


La veracidad de esta leyenda no está del todo demostrada; ni siquiera está claro si fue el papa Clemente VII o Clemente VIII el que lo pronunció. Aquí tenéis la aportación de Frances Mayes, autor del libro Un año en el mundo sobre dicho mito:
“Algunos fanáticos consideraban que el café era la bebida del demonio y pidieron al papa que lo prohibiera. Se dice que, cuando el papa le dio un sorbo, exclamó: “Es una bebida tan deliciosa que sería un pecado permitir que solo la bebieran los herejes. Derrotemos a Satán bendiciendo esta bebida, que no contiene nada objetable para un cristiano”.
En la obra no se nombra a ningún papa en concreto, y parece que nadie tiene datos definitivos sobre esta historia, lo que nos permite mostrarnos escépticos… no obstante, sería un pecado no compartir esta anécdota con vosotros.

4. Coca Cola comercializa un café en lata llamado “Georgia”


Coca Cola posee una marca de café en lata llamada “Georgia”, disponible en Japón, Singapur, Corea del Sur, India y Baréin. Aunque no es fácil comprar las latas en Estados Unidos, y Amazon solo ofrece un sabor, el café Georgia se puede encontrar en algún restaurante… por si sientes la necesidad de probarlo.

5. Beber café puede proteger a tu hígado frente al alcohol.


Se ha descubierto que el café disminuye el riesgo de contraer cirrosis, una enfermedad relacionada con la ingesta de alcohol que puede producir cáncer e insuficiencia hepática. Un estudio descubrió que “por cada taza de café que bebían al día, los participantes tenían un 22% menos de posibilidades de desarrollar cirrosis alcohólica”. Aunque no está directamente asociado con la rehabilitación alcohólica, un estudio más reciente realizado en Italia concluyó que beber café disminuye en un 40% las posibilidades de desarrollar un cáncer de hígado, mientras que beber tres tazas o más al día podría reducir el riesgo a la mitad.

Únete a Salud y Humor!