5 Trucos psicológicos para influir en las personas

5 Trucos psicológicos para influir en las personas

1 Sonrie

sonrisa-para-influir-a-las-personasUna sonrisa en tu cara es lo primero que tenemos que hacer si queremos influir a las personas. Cuando alguien sonríe, transmite felicidad y bienestar y a todos nos gusta sentirnos bien.
Cuando una propuesta nos la hacen con una sonrisa en la cara, estamos más predispuestos a aceptar lo que nos están pidiendo.

2 Aprovecha el cansancio.

Cuando estamos cansados, no tenemos ganas de discutir y estamos más dispuestos a decir que si (aunque sea para que nos dejen en paz).
Las sectas saben esto perfectamente. Por eso, las sesiones donde te “lavan el cerebro” siempre son largas y agotadoras. Saben que una persona cansada tiene sus defensas bajas y esta más dispuesta a obedecer y aceptar cómo cierto lo que le estas diciendo.

3 Haz la pelota

hacer-la-pelotaEl ego es uno de los puntos débiles de todas las personas. A todos nos gusta que nos digan lo bueno que somos, y estamos más dispuestos a atender a una persona que nos hace sentir bien.
No es fácil adular sin que se note. Así que, si estas peloteando a alguien para convencerlo, hazlo de una manera sutil y creíble.

4 Hazle decir muchas veces SI

Si quieres influir a alguien, hazle decir si. Cuando en una conversación, decimos muchas veces si, nuestro cerebro entiende que estamos en sintonía con la persona con la que hablamos y la inercia de responder que si puede ser una buena herramienta para conseguir que nos respondan afirmativamente a lo que queremos.
 Los comerciales a puerta fría es una de las estrategias que usan muy a menudo.

Hacer la pelota y que digamos muchas veces SI son dos de las técnicas básicas de los comerciales (otro día escribiré sobre este tema).

5 No quites la razón a tu interlocutor 

Demostrar a alguien que no tiene razón en lo que dice y que tú si la tienes es una buena estrategia para sentirte bien y tener la sensación de “haber ganado la discusión”.
Pero no es una buena estrategia para influir en otra persona.
Cuando discutimos, la mayoría de las ocasiones acabamos enrocándonos aun más en la posición que defendemos.
Si quieres influir a otra persona, mejor no discutas e ignora los argumentos negativos de la otra persona (esta estrategia  es una de las que usan todos los políticos de nuestro país).
Ya tienes 5 consejos para empezar a ser el doctor maligno y conseguir esclavizar a la humanidad… Bueno, vale, no es para tanto, pero usar todas las armas a nuestro favor cuando queremos influir a la gente es una buena idea, y la psicología nos enseña muchas herramientas válidas para lograr nuestro fin 
 
Y con una gran sonrisa en mi cara te pregunto a ti que nos lees, que eres una persona inteligente y maravillosa,

 
Fuente

Únete a Salud y Humor!