Al que quiere celeste, que le cueste

Al que quiere celeste, que le cueste

¿De donde viene la frase "al que quiere celeste, que le cueste"?

Frase de antigua data, usada para indicar que quien pretende algo muy valioso deberá trabajar o esforzarse mucho para conseguirlo.
Algunos estudiosos de la paremiología sostienen que su origen se vincula con el arte, ya que, en ciertas épocas, obtener color azul claro o celeste para las pinturas de cuadros o esculturas, resultaba complejo y oneroso, pues parece que esa tonalidad sólo se conseguía a partir de una piedra preciosa: el lapislázuli.

En definitiva, aquel que quería una obra con celeste, debía pagar mucho por ello.

Únete a Salud y Humor!