Es un amargo chiste de la vida, ella nos pega muy duro

Recién allí:

Es un amargo chiste de la vida, ella nos pega muy duro. Y recien cuando logramos levantarnos, recien allí, podemos apreciarla, tanto a ella como a nuestros propios éxitos.

Ya de joven pude intuir que la vida no es fácil, la vida ni el mundo, no nos debe nada.

Existe una gran satisfacción en haber luchado, haber caido y haber salido adelante. Claro que cuando tienes la tormenta delante no puedes pensar tan así. Sólo recuerda que puedes superar las dificultades que se te presentan. Cuando lo hagás, te sentirás una persona merecedora de lo que tienes y habrás entendido, el chiste de la vida y la felicidad.

He sido una persona muy afortunada, en la vida, nada me ha sido fácil.

Y tú, ¿Qué opinas? Compártelo!

Únete a MAS.life!