El silencio y su secreto sanador

El silencio y su secreto sanador

Reflexión:


Cuando te duela el corazón, cuando sientas que te ahogas en problemas que no tienen solución. Cuando las palabras de aliento de los demás, no logren atravesar la coraza de tus problemas o no tengan sentido para tí.
Recurre al silencio, deja de hablar de tus problemas y encuentra el silencio. Puedes dar un paseo, ya sea en un parque o al menos dar un par de vueltas a la manzana. Encontrarás el silencio en medio del ruido, y al encontrarlo, tranquilizarás tu espíritu. Proponte que al volver del paseo, retomarás tus acciones. A mi me ha funcionado!

PD: Es solo una forma de encontrar el silencio. ¿Tú tienes otra? Compartela!
A veces el silencio es necesario para sanar nuestra alma.

Y tú, ¿Qué opinas? Compártelo!

Únete a Salud y Humor!