Hoy día, no se sabe si en el infierno habrán más médicos o abogados

Es increíble, cómico e indignante:

“Hoy día uno no sabe si en el infierno habrán más médicos o abogados”.

No es justo generalizar, pero lamentablemente la ética, la moral y el sentido humano ha ido en decadencia principalmente en las profesiones más respetadas.

Lamento lo irritante de mis palabras, pero tristemente lo veo así.

Sea cual sea nuestra profesión, debemos buscar la excelencia en lo que hacemos, más allá de los desafíos diarios, debemos dar lo mejor de nosotros mismos. Cuando nos decidimos a hacer algo, debemos intentar poner todas nuestras capacidades en ello, debemos hacerlo bien y con nuestro corazón puesto en ello.

Ser profesional no es tener un título, es  “saber lo que haces”.

Y tú, ¿Qué opinas? Compártelo!

Únete a MAS.life!