La ciencia descubrió que la pasta puede ayudarnos a bajar de peso

La ciencia descubrió que la pasta puede ayudarnos a bajar de peso

Amantes de la pasta, tenemos una buena noticia: al parecer la pasta ayuda a perder peso, según un estudio realizado por la Universidad de Toronto y el Hospital St. Michael.
Analizaron los estudios y valores de 30 personas y descubrieron que aquellos que comían pasta 3 veces por semana no solo no aumentaron de peso, sino que lo perdieron, según Health. La pasta, entonces, «puede formar parte de una dieta saludable y de bajo índice glucémico», expresó John Sievenpiper, del hospital encargado del análisis.

¿A qué se debe la pérdida de peso? La pasta puede tener bajo índice glucémico, es decir, sacia más el apetito y te mantiene satisfecha por más tiempo. De esta manera, comes lo justo y necesario y no te tientas con antojos dulces. Si bien hay otros alimentos con índices glucémicos más bajos, la pasta tiene un número menor al pan u otros granos refinados.
Por supuesto, es importante consumirla dentro de ciertos parámetros: la pasta puede ayudarnos a bajar de peso, pero debemos acompañarla con alimentos saludables y no siempre recurrir a albóndigas fritas (aunque son deliciosas).

Finalmente: ¿cómo cocerla correctamente?


• Una olla grande con bordes altos es la opción ideal. Los utensilios que se usen para cocer la pasta son muy importantes, para que ésta pueda moverse con libertad y no quede pegada.


• Cocer en suficiente agua: Una vez que ésta esté hirviendo, debemos añadir, por persona, 100 gramos de pasta, un litro de agua y una cuchara de sal gorda (7 gramos). No hace falta añadir aceite o mantequilla al cocer la pasta.


• Debemos remover la pasta durante la cocción para que no se pegue y probarla para asegurarnos que quede al dente. El tiempo de cocción de la pasta suele oscilar entre 8 ó 10 minutos, aunque en algunos casos asciende a más de 11 minutos, dependiendo del corte de la pasta. Por eso es importante seguir las indicaciones del paquete.


• Tras su cocción, aconsejamos no dejar la pasta a reposar ni añadir agua fría. Simplemente, se ha de escurrir y guardar un poco de agua caliente para añadir a la salsa y remover.

Únete a Salud y Humor!