Las seis claves para descubrir a un mentiroso

Las seis claves para descubrir a un mentiroso

Primero: cuando alguien te está contado una mentira se pone nervioso y habla más lento de lo normal.
La presión arterial aumenta y el ritmo cardíaco se dispara.
El mentiroso querrá disimular y parecer sereno hablando lentamente y con más pausas de los normal.
Además tiene que pensar y elaborar bien la mentira para que no haya contradicciones en su versión.
Segundo: desvía la mirada a la izquierda porque el cerebro se divide en dos hemisferios: en derecho se almacenan los recuerdos verdaderos y en el izquierdo el aprendizaje. Si la persona desvía la mirada a la izquierda, es porque no te está contando la verdad.

Tercero: es que pide que le repitas la pregunta no porque no te ha escuchado bien. Es un mecanismo para ganar tiempo y poder pensar durante unos segundos más en la mentira que te va a contar.
Al escuchar la pregunta por segunda vez, tardará en contestar si está mintiendo, si no, es que probablemente no te había escuchado antes.
Cuarto: Además, los mentirosos, suelen morderse los labios. Es uno de los signos físicos que los psicólogos han observado en las personas que no dicen la verdad. También podrían levantar continuamente las cejas y parpadear más de doce veces por minuto.
Quinto: otro signo sería rascarse la nariz. Es la parte física de la cara que más delata a un mentiroso porque cuando una persona miente produce mucha adrenalina. Esto provoca un aumento de la presión arterial y tendrá que rascarse la nariz todo el rato.
Sexto: El último signo que te queremos contar es si le interrumpes se pone nervioso. Al interrumpir el relato del mentiroso con un comentario tonto, si la persona reacciona enfadándose y no sabe continuar con su historia, te echará la culpa por haberle interrumpido, se pondrá nervioso y no podrá continuar con el relato. ¿Habías notado estos signos?

Únete a Salud y Humor!