Cómo ser realmente duro frente a la adversidad

Cómo ser realmente duro frente a la adversidad

El hijo de cierto competente hombre de negocios mostraba signos de gran preocupación. Acostumbrado como estaba a detectar problemas, el padre lo invitó a almorzar para charlar a solas y conducirlo a contarle lo que le sucedía. Indagó, que en efecto, las cosas no marchaban bien: Su carrera, su trabajo, sus relaciones, estaban llenas de trabas y el joven se sentía acorralado e impotente.
- "No sé cómo superar los obstáculos", dijo, "y no por debilidad, eso puedo asegurarlo."
No conozco muchos más duros que yo, y sin embargo siento que retrocedo en vez de avanzar."
- "Querido hijo, la dureza no lo es todo", sonrió el experto.
"El mármol es duro, pero si lo golpeas con un mazo se rompe en mil pedazos.
Lo que importa no es ser duro, sino ser fuerte".
El cuero en cambio es blando pero a la vez fuerte, por más que lo martilles no se romperá.
Prueba a enfrentar las dificultades y desafíos con resistencia, pero también con flexibilidad, y pronto verás los resultados."

Únete a Salud y Humor!