Test: ¿Qué tipo de jefe tienes en tu oficina?

Bienvenido al muro de las lamentaciones... donde todos los empleados yacen para la eternidad
Descubre con el siguiente Test que tipo de jefe tienes
 

Los tres tipos de jefe que existen


Jefe coercitivo
En primer lugar, queremos hablar del jefe coercitivo, que es, según indican desde Empresariados, “el que tiene una orientación especialmente focalizada en los resultados”. Esto quiere decir que este tipo de líderes priorizan los logros, en muchas ocasiones sin tener en cuenta a sus empleados, a quienes exprimen al máximo. Lo bueno es que si haces bien tu trabajo y no eres demasiado sumiso no tendrás problemas con él. Entre las principales cualidades positivas de este tipo de jefes encontramos la disciplina, la energía y la enorme capacidad para remontar situaciones de crisis y enderezar a trabajadores problemáticos. De hecho, se trata de los líderes más adecuados para momentos difíciles.

Jefe cooperador
Desde Empresarios también hablan del jefe cooperador, que es el que “tiene una visión de equipo en la empresa”, algo realmente positivo, ya que tiene en cuenta que todos los colaboradores de la compañía suman. Eso sí, pueden ser algo exigentes. Lo mejor de este tipo de líderes es que muestran mucho interés por los empleados, incluso más que por los méritos de la empresa. Sin duda, este tipo de jefes tienen muchas ventajas, como que son comunicativos y empáticos, dos cualidades imprescindibles para ser un buen líder. Además, anteponen las necesidades de sus empleados a las propias. Por eso, dan mucha importancia a la motivación de los trabajadores y en ocasiones actúan como mentores.
Jefe capacitador
Por último, tenemos que hablar de jefe capacitador que, según el artículo que te hemos comentado al principio, es el que “quiere ayudar a sus empleados a que potencien todavía más sus recursos a través del aprendizaje constante”. Una de las grandes ventajas de este tipo de líder es que posee un gran compromiso tanto con la organización como con los trabajadores. Además, suelen saber equilibrar las necesidades de la compañía con las de los trabajadores. Es importante tener en cuenta que este tipo de jefe piensa más en el futuro que en el presente. Eso sí, lo mejor es que se trata de líderes que confían plenamente en sus trabajadores y les ayudan a desplegar su potencial.

Únete a Salud y Humor!